Somos un grupo de personas que estamos aquí en una diversidad de creencias y prácticas espirituales. En esta liturgia les reflejamos de vuelta lo maravilloso y la alegría en sus corazones y les estamos agradecidos.

 

Hoy nos reunimos para celebrar la fe, la esperanza y el amor de la comunidad transexual, bisexual, de Lesbianas, de gays y queers, de nuestra familias, amigos y de todos nuestros aliados.  Honramos la memoria de aquellos que crearon para nosotros una herencia de coraje popular de bases, la sabiduría y la resistencia ante la opresión: el movimiento de mujeres, Gandhi, los derechos civiles, Stonewall, los años 80 y el SIDA, la lucha transgénero y sus muchas víctimas, “Occupy”, los actuales ataques contra las mujeres …

 

Afirmamos la energía con la que apoyamos el bien común. Reivindicamos el espíritu del deseo de amar y cuidar de nosotros mismos y mutuamente. Esta es la pasión y el poder en que confiamos todos los días. Sabemos que lo que hacemos realmente hace una diferencia.  Esto es importante para nuestras vidas como individuos, y abarca la vida de nuestras familias y amigos, vecinos y comunidad. Y esta creencia _practicada_ nos anima a actuar, viendo como nuestros sueños y visiones se vuelven  realidad.

 

Hoy nos unimos como comunidad de denunciar una vez más la realidad del “nosotros” y “ellos”. Recordemos el mensaje permanente sobre el 1 y el 99%, la presencia de aquellos quienes con miedo y odio están tratando de imponer sus puntos de vista religiosos sobre la Constitución del Estado. Actúa, sé poderoso: vota en contra de la enmienda este martes!

 

Como comunidad, queremos llegar a ser “nosotros” para nuestros sueños de justicia y de convivencia pacífica. Nosotros, como individuos estamos conectando más allá de las diferencias de género, raza y clase, buscando el bien común. Llenamos la necesidad de ser justos y amables unos con otros, mientras definimos lo que somos como familia.

 

Somos una comunidad de personas donde la acción por el bien común define nuestras decisiones. Optamos por abrir nuestras vidas al cuidado de otros. Estamos juntos des-haciendo la inhumanidad de la intolerancia y la indiferencia, presentes incluso entre y dentro de nosotros mismos. Estamos donde el espíritu inspira a la gente a actuar con respeto a la dignidad humana de todos los demás, porque “todos importamos, todas las familias importan”.

 

Vamos en paz. Diviértanse, disfruten del día y sepan que todos son bienvenidos! Sientan el amor! (Es lo que necesitamos, todos nosotros) … En verdad, háganlo!

composed by Lea Salas Cordova